Buscar

SensiPixelStones

Etiqueta

street photo

Gato callejero.

Estaba dejado caer sobre el taburete en la barra de un café-bar refugiándome de la lluvia,  un antro en una de las calles más destartaladas de la ciudad. Las enormes ventanas del escaparate mostraban la calle… los paraguas, el ajetreo humano bajo la lluvia. Observaba y analizaba plácidamente el fino vaho que salía de la boca de todos aquellos ajetreados personajes que vaciaban los pulmones alimentando sus narices de su propio aliento vaporoso. 

La puerta se abrió y una sombra asomó tras ella, era un hombre con aspecto de vagabundo cuidado. Traspasó el umbral espolsando las gotas de lluvia de su sombrero, mientras hacía un recorrido visual por el local. Pronto reparó en que le miraba y se giró hacia donde me encontraba, ahora parecía sonreir bajo una  maltrecha barba.

Me lo temía, el mirarlo fue un error…Ahora vendrá a pedirme dinero o contarme sus desazones etílicos, pensé inmediatamente. Busque con rapidez al camarero para pagar y salir corriendo, pero no  lo veía por ningún lado y así cuando quise darme cuenta tenía al barbudo delante de mis narices.

– Hola, menuda lluvia, estoy empapado.

Con un ligero silbido, llamó al camarero que ahora parecía estar en todos lados.

-Un café con unas gotas de whisky haz el favor, pon a mi amigo lo que quiera, soltó con el desparpajo de quien dice esto todos los días.

-A nada.. yo ya me marchaba muchas gracias.. ¡¡la cuenta por favor!! le indiqué al camarero, pero otra vez este había desaparecido dejándome con una mirada de bobo.

-No tenga prisa, fuera hace un día de perros.. yo vengo de tener una revelación tres esquinas más abajo, nunca había visto nada igual, un hermoso cintroen dos caballos amarillo bajo una farola salpicada de lluvia.. no pude aguantarme.

Bajo la cremallera de su arrugada chaqueta y me mostró una cámara de fotos con restos de lluvia, mientras me miraba con media sonrisa.

-Me agazapé, me dejé atrapar por el silencio y mientras las gotas resbalaban por mi nariz, saqué una serie increíble… o Dios.. ese coche estaba allí esperándome, no hay momento mejor para retratarlo, llevo una joya aquí guardada, repetía mientras daba ligeros golpecitos a la cámara.

-¿En serio? ¿Un dos caballos? Hace años que no veo ninguno, seguro que no ha pasado la ITV. Solté el comentario en tono simpático burlón, intentando sacar a aquel loco de su trance visionario.

El me miro por encima de sus todavía empapadas gafas.. se tomó un segundo, me miró serio y continuó:

-Aquí guardo una joya, ese coche hoy tuvo su día grande.

Antes de que se pudiera dar cuenta le extendí un billete al camarero y le dije que se quedara con el cambio.

-Bueno amigo, si nos cruzamos algún día enséñeme esa fotografía con más tiempo, seguro que será interesante.

Le dije esto mientras hacía un gesto de despedida y el con un quiebro  rápido como un rayo, levantó la cámara ante mis ojos y apretó un botón… en la cámara se abrió un compartimiento, que mostraba un fantasmagórico hueco allí donde debía estar la tarjeta de memoria.

-Aquí dentro tengo una joya, volvió a susurrar mientras volvía la mirada a la barra y su carajillo… me hizo un gesto de despedida sin mirarme a la cara… -que tengas un buen día, sentenció.

Mientras salía a la calle me repetía un mensaje pesimista: Eres un imán para los “raros”, siempre termino metido en un lío de estos, aguantando a gente rara. Deben de ver en mi a un igual.

Tiré calle abajo, la lluvia estaba en pleno apogeo y la calles se mostraban desiertas por momentos. Caminar bajo la lluvia y sin paraguas es un placer reservado para vagabundos, la falsa comodidad que da a los pudientes el sentir que puede salvar cualquier situación incomoda de manera sencilla, les hacen perder la capacidad del placer de la incomodidad.

 

lardand

Fotografiando a ojo: Pascua

….¿Y eso de colgarse la cámara e ir encuadrando sin mirar el visor ni la pantalla, a ojo, encuadrando con la cámara con los brazos en posición semi relajada y sin parar de andar?

Valencia 04/2013
Valencia 04/2013

La imaginación en la fotografía.

Dice la Wikipedia respecto a la imaginación:

La imaginación (del latín imaginatĭo, -ōnis) es un proceso superior que permite al individuo manipular información generada intrínsecamente con el fin de crear una representación percibida por los sentidos de la mente. «Intrínsecamente generada» significa que la información se ha formado dentro del organismo en ausencia de estímulos del ambiente. En lo que respecta a «sentidos de la mente», son los mecanismos que permiten «ver» un objeto que se había visualizado previamente pero que ya no se encuentra presente en el ambiente. Cabe aclarar que cuando se imagina no se reduce solo al sentido de la visión, sino también a otras áreas sensoriales.

En el sentido anterior la imaginación tiene semejanza con el proceso de percibir. No obstante, la primera no se limita a la segunda. La imaginación es un proceso más abstracto, esto es, que no necesita de un objeto presente en la realidad (en ese instante), ella se sirve de la memoria para manipular la información y relacionarla de formas que no dependen del estado actual del organismo. Es decir, la imaginación toma elementos antes percibidos y experimentados, y los transforma en nuevos estímulos y realidades.

Los orígenes del estudio de la imaginación datan desde las reflexiones filosóficas. No obstante, su posicionamiento como materia de estudio científico, alejado de especulaciones metafísicas, se da con el nacimiento de la psicología experimental, pese a esto, se conserva como un componente psíquico lejos de ser descifrado. Es solo hasta finales del siglo XX y principios del presente siglo que la imaginación se toma como desafío para la investigación psicológica y neurocientífica, y los métodos conjuntos de neuroimagen y conductuales permiten vislumbrar hipótesis de cómo el cerebro imagina.

Valencia 11/2012
Valencia 11/2012

La imaginación es una herramienta esencial en casi cualquier acto creativo, no ya a la hora de trabajar, también en el momento de observar lo realizado, ya sea en el tuyo o el de los demás. Los procesos imaginativos si son estudiados se aprenden y se asimilan, de forma que pueden llegar a formar parte del imaginario personal o colectivo cuando se convierten en muy populares.

De las calles

Calles que se esconden del street view, por allí no entra ni el cochecito con ojo escrutador.

Calle de Raga, Valencia 10/2012

Intersección

Valencia, El Carme 09/2012

Hábitos fotográficos.

Son los hábitos repeticiones continuas de algo, sin muy tener una clara vocación de significar algo.

Pasillos retorcidos con personajes al fondo, figuritas;  es un hábito.

Valencia 09/2012

Los fotógrafos de la World Wide Web: Baptiste Hauville

Baptiste vive en Lyon, Francia, no hay mucho más que pueda decir. Me llegó su trabajo a trabes de su serie: Une vie ordinarie “una vida ordinaria” que mejor presentación que esa.

Une vie ordinaire by Baptiste Hauville

Es esta serie, una inteligente declaración de principios que no deja indiferente. Puede ser por esa visión del individuo en su propio entorno, representado como se ve y se dibuja en su propio mundo.

Une vie ordinaire by Baptiste Hauville

Tras esta genial serie del que aquí solo se muestran dos fotos, el deslumbramiento puede tener un efecto cegador sobre el resto de su trabajo, pero buceando  e intentando ver el trabajo de Baptiste desde otra perspectiva, la callejera, se empiezan a encontrar pequeñas joyas que destilan una calidad incuestionable.

Street colour-27 by Baptiste Hauville

Tanto en color como en blanco y negro sus fotografías son un trabajo bien hecho, que combinan lo nuevo con lo viejo, un paso adelante y atrás en el tiempo.

Baptiste Hauville b&w-90 by Baptiste Hauville

El trabajo de Baptiste me llegó a trabes de la red Deviant Art con el seudónimo de hbapt, también puedes encontrar su trabajo en su página personal BaptisteHauville.com y en su blog strtphoto.wordpress.com, todo un despliege de medios para ver el trabajo de este autor, de condimento esencialmente francés.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Thanks Baptiste

La fotografía, el cósmos y la necesaria levedad del ser.

A veces paso tanto tiempo viendo lo que hacen otros, que apenas si tengo tiempo para trabajar con lo que yo hago. Cuando uno trabaja continuamente sin levantar la cabeza, corre el riesgo de entrar en un soberano aburrimiento existencial, algo escatológico que terminará rezumando en una sin razón auto reafirmante, que dejará de lado cualquier sentido critico de su  situación personal en el cosmos fotográfico.

Solo cuando he repasado un montón de formas de fotografiar, encuentro sentido a lo que hago, cuando veo tantas maneras de tratar una misma cosa, comprendo el ligero brillo que puedo aportar a la inmensidad del cosmos.

Es ridículo buscar la excelencia a trabes de uno mismo,  no hay nadie que sea capaz de ello si se aplica una básica auto crítica, la excelencia de verdad, está en la propia inmensidad, no en los destellos que de vez en cuando salpican el firmamento.

Cycle 04/2012

Serie en cronologico inverso, serie de fotos.

Un minuto, una foto, una idea.

20/11/2006 12:59
20/11/2006 12:58
20/11/2006 12:57

Blog de WordPress.com.

Subir ↑