Dicen que ser fotógrafo de tu propia ciudad es un trabajo difícil, que estas demasiado acostumbrado a ver esa realidad y te atenazan ciertos prejuicios estéticos e ideas preconcebidas que tienes del lugar donde vives. Yo podría decir justo lo contrario, raramente fotografío algo que no sea de la ciudad donde vivo y en la que nací  y cada día me parece nueva o diferente  y me siento totalmente libre fotografiándola … siempre encuentro perspectivas nuevas en los mismos lugares que los hacen distintos  o  veo detalles que antes no había fotografiado…no encuentro el final del pozo y ya van unos años.

De todo esto, parte de responsabilidad es de los grafiteros, esos artistas que convierten la calle en un museo continuo  y que con sus sprays cambian el entorno casi a diario. Es Valencia una ciudad llena de buenos graffiteros o para los “famosos” que vienen de fuera dejen sus trabajos. Supongo que para que esto ocurra, tiene que haber algún tipo de transigencia por parte de los “poderes” estatales ya que los grafitis no son eliminados, incluso algunos  prolongan su presencia durante años sin que nadie los profane… también son los propios grafiteros lo que recomponen las paredes cuando ya creen necesario dar una nueva imagen a una zona.

Creo que en el futuro el graffiti en las calles será un elemento a estudiar en las fotografías que de estos años queden, nunca antes ha habido tanto arte esparcido por las calles, estamos ante un  hecho insólito y que es de agradecer a estos grafiteros. A menudo utilizo estas creaciones callejeras para componer mi trabajo fotográfico y  eso por eso que he decidido dedicarles un lugar propio.

Desde hoy comienzo un nuevo blog fotográfico donde el discurso personal no tiene fundamento, donde la única intención es la de mostrar aquello que algunos nos regalan en la calle con este arte efímero, se ocupará de los graffitis y de cualquier tipo de novedoso arte callejero….link:  ValenciaGraffiti . Las imágenes corresponderán a las capturas realizadas  desde hace 10 años en el Barrio del Carmen y al rededores.

Valencia 2015
Valencia 2015