Como postergar la muerte de tus caros equipos informáticos reducidos a añicos tras la salida de los continuos y “novedosos” sistemas operativos de Apple y Microsoft… así debería titularse este escrito, por que su único objetivo es ese…devolver a tus equipos informáticos las velocidades que ellos tenían de serie y sin gastarse ni un centavo.

De sobra es conocida la obsolescencia programada a la que nos someten los vendedores de hardware a través de los sistemas operativos. Esto lleva ocurriendo desde el principio de los días informáticos… cinco años y tu equipo de 1000 euros pasará a ser una tortuga cansada y presta a ser pasto de cojeo, tropezones y obstáculos que harán tu vida muy sufrida delante de la pantalla. Da igual que tus necesidades sean las mismas, tu equipo habrá dejado de funcionar bien incluso para aquellas pocas aplicaciones y programas que tu utilizabas…el dinosaurio ha crecido tanto de su jaula que ya ni moverse puede.

La cuestión es que tenía un portátil casi totalmente marginado por casa, ni recuerdo el año.. monta un AMD Turion 64 mobile, 1,6 Gz, una giga de Ram y 80 gigas de disco duro… sobre los 750 euros costó y allí había quedado para ocasiones excepcionales cada vez menos ante sus millones de mensajes emergentes cada vez que lo ponía.. por no hablar de su lentitud que ya hace mucho tiempo había quedado incrustada con todas las actualizaciones service pack de windows XP.. era una basura inservible.

Así pues un día de esos tontos donde un poco de tiempo asoma a tu día se me ocurre empezar con el dichoso portátil mi proyectada migración a sistemas libres, competentes y sin fecha de caducidad.

Todo empieza en plan vanguardia.. te bajas la ISO de la versión que quieres y eliges el soporte para instalar.. como ya hace años que no gasto ni un DVD me pongo a probar la “novedosa” instalación con memoria USB.. una aplicación te la trasforma y la mete en un momento en la memoria y ya todo parece listo para empezar.

No tengo ninguna duda a la hora de meter la USB y configurar la BIOS para que arranque desde allí, Windows se larga de allí y nada va a quedar, eso de mantener dos sistemas operativos en un ordenador es casi peor solución que intentar arreglar algo.. si te vas es que huele a podrido y todo lo podrido termina pudriendo al vecino.. así que el hachazo va por todo lo alto y el disco duro es integro para Ubuntu… elijo una instalación con actualizaciones online y puff.. se queda colgado.. volvemos a empezar e instalo sin pamplinas… todo ok.. sin drama a la vista.. todo funciona y marcha..ooo noooo… no funciona la wifi .. me cabreo busco en la red.. problema Ubuntu ordenador xxxxx wifi… cientos de entradas hablando del caso… al final tras limpiar mucha paja encuentro la forma mas sencilla para solucionar el problema, tanto como bajar el archivo a trabes del programa de actualización que mantiene Ubuntu online a través de su aplicación.. descargar… ejecutar.. reiniciar y eureka.. ahora si todo funciona bien.. más que bien… parece que al portátil le he metido cuatro cápsulas de Gin-sen por el culo y va muy sobrado dentro de sus posibilidades… hoy me he encontrado 400 euros en el suelo y además funcionan bien, están casi como sacados de la casa de la moneda.

Ahora la pregunta tras un mes de tener instalado Yosmite en mi Imac: ¿Cuanto tiempo voy a soportar hasta darle un puntapié a Yosmite y meter entre las Applenianas lineas del Imac un corazón libre? Tic tic Tic Tac…. lo que aguante mi infinita paciencia, pero Apple me ha destrozado mi Imac sin que yo se lo pidiera… en una escalada lenta, pero continua, desde el día dos de haberlo comprado. De momento lo voy a poner a chupar rueda… que llevo unas horas con un pc nuevo en casa, gratis, actualizado y sin fecha de caducidad.. de momento… y de momento… y tras 5 horas.. se me han olvidado todos los problema que me da Apple en su bonito pero por desgracia encarcelado y sometido a las necesidades de un negocio.. que yo, ya no necesito.

.. a.. que este blog va de fotos.. y sus herramientas… pues que hay vida fotográfica sin photoshop, sin Apple, sin Windows y sobre todo sin complejos.. lo único que te vence en esta guerra absurda, es tu incapacidad y pereza por aprender algo nuevo.

Ubuntu 2015
Ubuntu 2015