Y ahora son los libros… en poco tiempo, el mundo de los libros fotograficos ha pasado a ser el objeto de interés para expandir tu trabajo por el mundo.. pasando por caja claro. Y es así como todos los famosetes y horteras nacionales y mundiales  buscan compartir fotografías bajo pago de unos margenes que llenan el bolsillo de ellos y las editoriales.

Los grandes fotografos hacen libros grandes… y no lo digo solo por lo que pueda aportar el contenido, que esto es muy del gusto de cada uno, lo digo por el tamaño… libros grandes y pesados, esos de los que al pasar las hojas una bofetada de perfume a papel tintado se te mete por las fosas nasales… son casi como abanicos, cada vez que pasas las hojas… hasta el flequillo se mueve por el vendaval.. cuestan una pasta todo sea dicho… ¡¡¡Oiga, es que con lo que pesan que menos que cobrar 70 euros.. como poco!!! Tener las fotos de Don Perignon  en ese formato.. todas juntitas.. cuando cada una por separado cuestan un riñón.. claro que no tienen la firma… ahora que colgadas y enjauladas en un marco irrompible y con llave, cualquiera pregunta por la firma.

Los están de formato bolsillo, 5 u 8 euros para un montón de fotos reunidas con un parco texto que sirva como intro sencillo de lo que en si es un libro de consumo rápido.. claro, que uno  recorta una  de sus paginas, le ponen un passpartu de 35cm por cada lado y un marco molón y dan el pego que son la leche.. si hay un foco apuntando ya… copia de museo. Estos libros sin pretensiones son los mejores.. ocupan poco, cuestan poco y te enseñan la mayoría de las veces lo que ya has visto en la red un puñado de veces a coste cero y en el libro…a un módico precio.

Y los hay de esos que ves en todas partes montones de ellos y que el montón no baja nunca, parecen por las portadas que desde allí te están gritando… colores fuertes, letras con fuentes escandalosas y pasadas de modernidad, es un concepto de libro anuncio… del  autor no se conoce mucho, pero la forma en la que se presenta parece ser no menos que Duchamp…hay que ver lo que dio que hablar un urinario por Dios… todo el mundo se cree con derecho a meternos sus meadas y venderlas, primero a 50 euros.. luego a 20 y en muchos casos, pasados un año o dos… a 2 euros.. y ni así oiga¡¡¡

 ¡¡¡¡Si internet esta lleno de fotos hasta aburrir y gratis¡¡¡ ¡¡¡¿¿¿Para que quiero yo un libro’??¡¡¡¡… pues no te falta razón, para eso los más practicos han diseñado el PDF, una herramienta muy buena que muestra otra forma de ver las cosas a los que gustan de los libros electrónicos y demás, otra minoría a la que hay que contentar y que todavía se vende más barata o incluso se regala.

Pero…seamos sinceros… ¿Donde ve la gente hoy la mayoría de fotos? ¿En un museo? ¿En un libro? ¿En un pdf?…los tiempos han cambiado, que hoy todo esto de enseñar la biblioteca al personal cuando llegan a casa y estar repasando una y mil veces sus hojas ya no se lleva. Hoy lo que manda es encontrar lugares que se acoplen a tus gustos en la red, hay tanto y tan bueno para elegir, que si uno quiere, todos los días ve el trabajo de un fotógrafo que no conocía y de los que quitan el hipo y puede hacerlo  de forma gratuita.

Todo esto lo define muy bien Jeremy Rifkin en su libro “La sociedad de coste marginal cero”, una genialidad que intenta entender y explicar nuestra más rabiosa actualidad y un futuro que se presenta ya cercano,  donde se comparte lo que haces de forma gratuita.. el asesinato del capitalismo y la sociedad tal como la conocemos.

¡¡¡¡Despertar sordos, hoy regalar esta de moda, ya que no os vais a hacer ricos con vuestras meadas, compártelas!!!

Valencia 11/2014
Valencia 11/2014