La fotografía digital ha transformado a muchos fotógrafos  en esteticistas, olvidando quizá… que  las cuestiones   de maquillaje  suele terminar borrando la particular y natural forma de las cosas.  Además… esta tendencia impone sus propias reglas en el momento de la toma,  todo maquillaje necesita de una pulida  base donde luego trabajar.

Mucha de la fotografía de hoy me recuerda a la estética siliconada, perfectamente preparada e implantada.

Valencia 04/2014