Leí el otro día con  interés un artículo de opinión de Eduardo Arroyo en El Pais referente al mundo del arte en las últimas décadas en este país.

Repite Eduardo lo que  ya empieza a ser un clamor y una vergüenza nacional. España lleva castigando a su cultura y arte y a los que la trabajan desde hace décadas y no parece que la cosa vaya a cambiar

Luego vendrán los estudios sobre conocimiento y formación de los jóvenes españoles y alguno pensará que los libros de textos no están bien redactados.

Valencia 2014
Valencia 2014