El discurso de la herramienta es tedioso y aburrido, cuando un fotógrafo se pasa la vida pensando en las deleidades o las miserias de las cámara, es que no sabe ni lo que hace.

 Cuando uno no sabe lo que  hace, empieza  a dejarse llevar por cosas que les son más fáciles de entender, las cosas tangibles y que se pueden aprender sobre la materia en su parte más elemental y donde no hay riesgo a equivocarse.

 La cámara es el primer capitulo de la fotografía, pero es una capitulo que hay que pasar muy rápido,  si te estancas ahí…. serás toda la vida un principiante.

 

Valencia 03/2013
Valencia 03/2013