Cuando una herramienta es muy capaz, nos puede llevar a un virtuoso automatismo, que solo puede satisfacer a los entusiastas de lo fácil.

Cada mejora en las herramientas, tiene que ir acompañada de una re distribución del esfuerzo aplicado sobre ellas.

El arte de hoy es vago.

Valencia 01/2013
Valencia 01/2013