En algunos segmentos dedicados a la fotografía hace tiempo que se ven un nuevo tipo de perversiones y perversos. La fotografía es un de esos campos donde existe poca especialización, cuando existe este vacío es fácil que muchas personas empiecen a construir sus propias “ideas” sobre lo que hace y  lo que lo compone. Si tenemos en cuenta que fotográficamente hablando lo único que reciben muchos usuarios es un bombardeo constante de los fabricantes de cámaras, no es de extrañar que en parte el discurso fotográfico de hoy en día se base en eso, en cámaras fotográficas, en sensores y un montón de nimiedades que aportan muy poco en contenido a lo que se ha de desarrollar con la cámara.

Si quieres aprender más de fotografía, olvidate de una vez de la cámara, eso solo es el primer capitulo que hay que pasar para entrar de verdad en materia.

Valencia 11/2012
Valencia 11/2012