Los complejos son una pésima herramienta para el fotógrafo, los complejos, la inseguridad, la vanidad, la prepotencia, la envídia, todas son herramientas que no hacen más que destruir lo que se ha de construir desde el cariño y el respeto a uno mismo y al propio trabajo, así como seas… serán tus fotos, si las rodeas de problemas, no te traerán más que problemas.

Que nadie te diga cual es tu mejor foto, si lo haces… odiarás a las que de verdad son las mejores y te perderás para siempre.

Valencia 11/2012