Las dichosas reglas… esas que te dicen como has de tomar una foto, son un autentico desperdicio. Luego están las otras… la de los editores, las que te dicen que has de cortar y cambiar, esas son todavía peor.

¿Nunca has pensado que lo que hiciste con aquella imagen, de la que tenías dudas por que no se ajustaba a las reglas y mutilastes hasta dejarla “bonita”, fue una autentica cagada? ¿ o de aquella composición de la que te sentiste inseguro cuando la tenías encuadrada  y corregiste en el último momento, buscando lo que algún día alguien te enseñó sobre las REGLAS?

Mejor quítate esas gafas y empieza a mirar otra vez.

Valencia 11/11/2012