El juicio de gusto es un juicio
estético, esto es, un juicio que descansa sobre fundamentos subjetivos y
cuyo fundamento de determinación no puede ser un concepto y, por tanto,
tampoco el de un fin determinado. 

Inmanuel Kant

Febrero 2011

 

Hay tanto escrito y tan bueno, que muchas veces me pregunto si vale la pena añadir algo más, siendo como es, que todavía  no hemos conseguido metabolizar lo ya dicho.