Dar un autofocus a un recién llegado a la fotografía es como darle a los niños una calculadora justo cuando empiezan a estudiar las matemáticas. Hoy en día mucha gente se pregunta por que nunca consiguen el momento decisivo, por que sus fotos nunca tienen como la cocacola la “chispa de la vida”. Llevo analizando mucho tiempo que hay una gran mayoría de fotógrafos en la red, que jamás utilizan el enfoque manual, con todo lo que esto puede representar en cuanto a limitación en fotografía.

Por otro lado no es de extrañar, el enfoque manual ha desaparecido en una enorme cantidad de cámaras fotográficas, en el mejor de los casos y para presumir en sus especificaciones la cámara dice poseerlo, aunque su operatoria sea impracticable o al menos difícilmente practicable por la ausencia del anillo de enfoque en el objetivo, donde figuren al menos las distancias. Algo tan sencillo ha sido sustituido por botones en la mayoría de los casos, que convierte a esta herramienta en algo poco práctico a la hora de utilizarlo y más si la cámara no tiene visor, otro de los desterrados de la era digital.

El  retardo que proporciona el autofocus a la fotografía es una autentica segadora de fotos, que nadie  presuma que el de su cámara es muy rápido y acierta siempre por que es sencillamente mentira.

Antes decían que fotografiar era como cazar, había que aguantar el aliento, fijar la mirada en el punto de mira y disparar en el momento decisivo, como hoy ya no hay tantos cazadores como antes voy a poner un ejemplo acuerdo a los tiempo que vivimos:

Imagine que esta jugando al Tomb Raider, Super mario Bross o al archiconocido Tetris y aplique una media de  retardo de su cámara digital al utilizar el autofoco, a cualquiera de estos juegos en el momento de pulsar el botón del salto o hacer un movimiento preciso… no acertará nunca ¿verdad? pues igual pasa con las fotos, que no aciertan nunca.

En la mayoría de los casos en fotografía nos bastará con un enfoque manual aproximado y una correcta utilización del diafragma (otro olvidado), calcular distancias es algo sencillo y aprender a moverse en unos valores aproximados en cuanto a profundidad de campo también, mira bien tu flamante y rápida cámara, por que posiblemente va con muletas por la vida.

Mientras,  la red se sigue llenando de análisis sobre las velocidades del autofoco de las distintas cámaras y se siguen vendiendo cámaras para ser utilizadas como segadoras de fotos. Ninguno habla de la cantidad de tomas fallidas que dan, el autofoco nunca sabe que es lo que tu quieres fotografiar si no se lo dices blanco y en botella, le bastará que que haya dos puntos a cierta distancia en la foto, para que sus mediciones tarden algo más de lo que tarda en moverse una pieza del Tetris… debería aparecer con cada retardo el mensaje : GAME OVER